Tristeza

12 Jun

La mamá de Laura Carlotto. La mamá de Luciano Arruga. La mamá de María Soledad. La mamá de Esteban Lucas. La mamá de Mariano Ferreyra. La mamá de Marita Verón. La mamá de Matías Berardi. La mamá de Candela. La mamá de Lucas Menghini Rey. La mamá de María Cash. La mamá de Kevin Sedano. La mamá de Ángeles Rawson. Y todas las mamás sin nombre que piden justicia a diario. Todas las mamás que le limpiaron los mocos a sus hijos y se asustaron con el primer pico de fiebre de 38 y lavaron pañales y fregaron los hombros de sus camisas vomitadas. Y les abrieron los abrazos para que se animen a caminar. Y con sólo levantarlos les calmaron el llanto. Y desfallecieron de amor cuando escucharon el primer má. Las madres, todas las madres, o casi todas, que vivieron con miedo de que se caiga de la hamaca y se lastime. Que una tos se convierta en bronquiolitis. Y que dejaron de trabajar o volvieron a sus laburos en busca de darles lo mejor o lo posible. Y les dijeron abrigate mil veces; y les dijeron cuidate otro millón. Esas madres que siguen y que una acá, en la soledad de su casa, con un hijo de apenas un año, no entiende, no le entra en la cabeza cómo hacen. De dónde sacan garra, fuerza. Cómo se sobrevive. Esas madres que ahora siento tremendamente cerca porque la empatía me carcome los huesos. Y no puedo, no quiero, ponerme en ese lugar. No hay forma de concebir la mínima posibilidad de meter mis pies en sus zapatos. Sólo me duele, me duele demasiado. Me duele desde el egoísimo de que quiero una vida para mi hijos hasta incluso libre de chichones y me duele porque mi hijo, tu hijo, nuestros hijos, son los hijos de todos. Son responsabilidad de todos. Porque mi hijo algún día puede ser el pediatra de los tuyos, el obstetra, el intendente del pueblo o el tipo que le da el asiento a una vieja cuando sube al colectivo. Mi hijo que ahora es niño pero será hombre y quiero que sea justo y que trate bien a las mujeres y defienda con garra sus ideales. Y que viva en un país justo. Por eso me duelen todas las madres. Me duelen todos nuestros hijos.

Anuncios

36 comentarios to “Tristeza”

  1. Mona Lisa 12 de junio de 2013 a 10:26 #

    Impecable. A mi también me duele mucho la violencia que violenta.

  2. uruperika 12 de junio de 2013 a 10:34 #

    Llorando otra vez me tienes, porque, como vos, no puedo imaginar la vida sin mis hijos, y no puedo entender siquiera como hacen estas madres para seguir levatándose todos los días. No puedo y no quiero.

  3. Emilia 12 de junio de 2013 a 10:50 #

    Esta semana me pegó mucho la noticia de Ángeles y también cuando parecía que el corazón de Renzo no funcionaba. Será que como siendo madre se adquieren otras sensibilidades o que la remota posibilidad de tener que ser algún día alguna de esas madres nos estruja el corazón. No se, veía la foto de Renzo abrazado a su mamá y me pareció imposible de transitar tanta lucha y fuerza de esos padres.

    • estaquetepario 13 de junio de 2013 a 12:26 #

      sí, lo de renzo fue muy movilizador. una a veces se queja por cosas tan chiquitas… pero bueno, son nuestras circunstancias.

  4. sarablancos 12 de junio de 2013 a 11:14 #

    Llorando voy, porque no quiero vivir ni un día sin mi hijo, ya no entiendo mi vida si él

    • estaquetepario 13 de junio de 2013 a 12:26 #

      no debería ser así, suena hermoso eso de que nuestros hijos son hijos de la vida, pero no sé cómo se le dan alas, menos cómo se sigue con cosas así.

  5. Carla 12 de junio de 2013 a 11:27 #

    Mi mamá es una de esas madres. Mi mamá se fue a dormir una noche de verano y se levanto a la madrugada sin su hijo. No fue inseguridad, fue un estúpido accidente casero, que de tan estúpido es irreal. Y ella le limpio lo mocos, lo acunó en sus brazos para dormirlo y tuvo que tirar tierra sobre su cajón. Y sigue, y se levantó y sigue. De sólo mirarla duele la valentía de rearmarse del más terrible dolor. Como hace? no lo sé. No quiero estar nunca en sus zapatos, pero sí quiero heredar su valentía.

    • BBsebusca 12 de junio de 2013 a 12:45 #

      Me duele lo que contas Car….

    • Rookie Mom 12 de junio de 2013 a 15:01 #

      Clap clap clap: “No quiero estar nunca en sus zapatos, pero sí quiero heredar su valentía”.

    • estaquetepario 13 de junio de 2013 a 12:28 #

      car, se me ponen lo pelos de punta y no quiero conocer esa historia. abrazo a tu mamá. y sí, hay que aprender de esa valentía.

    • Belén 27 de junio de 2013 a 18:56 #

      TaMbien quiero la valentía de tu mama…
      Imagino lo orgullosa que debes estar y al mismo tiempo que eslabón importante SOS para que ella haya salido adelante besos y abrazos!!

  6. Pao Malanga 12 de junio de 2013 a 11:50 #

    Sin palabras que agregar… ya las dijiste todas y me identifico con ellas y me duelen todas y cada una de esas madres porque como vos dijiste no concibo verme en sus zapatos, pero admiro su fuerza y la valentía de seguir luchando por justicia y por un país sin más madres del dolor.

    Mi abrazo para ellas. Mi abrazo para vos y para todas las mamás

  7. ankelele 12 de junio de 2013 a 12:08 #

    Amiga, que bien que expresas lo que muchas estamos sintiendo. llore con la noticia, tuve bronca, odio… pedi venganza y muerte a quien le hizo eso a esa chica. y ahora, que ya me se esta calmando esa oleada de emociones, solo me queda la tristeza y los dedos cruzados rogando nunca tener que vivir algo asi. Esas madres no se como se levantan, como salen adelante… y de los accidentes caseros, como la madre de Carla… no se… vivo con mil ojos pensando en eso. La semana pasada un accidente muy estupido aca en Italia, se llevo a un chiquito de 2 años, y el padre es 100% responsable. el hombre esta internado del shock que tiene.. y me pregunto como va a hacer para salir adelante… estoy muy sensible… muy dolida. no quiero imaginar como estaran ellos.

    • estaquetepario 13 de junio de 2013 a 12:29 #

      eso mamma, una cruza los dedos y confía, sino no podría vivir. a mí me ayuda tenér a algúndíamarido que también me baja a tierra o frena mi costado obse.

  8. noe 12 de junio de 2013 a 12:19 #

    tristeza, si
    la mejor esperanza por los chiquitos que vienen, por los chiquitos que faltan

  9. BBsebusca 12 de junio de 2013 a 12:48 #

    Tengo una hija en la panza….tantas ilusiones y deseos para su vida…desde alegrarme porque hereda la cuna donde durmieron los primeros meses los hijos de los hermanos de la vida del padre, hasta irme a dormir pensando en ser para ella lo mejor posible desde ahora….y la acaricio y le cuento….
    Hoy mismo ya no me imagino mi vida sin ella, sin esta panza que asoma….16 años despues seria inenarrable

    • estaquetepario 13 de junio de 2013 a 12:30 #

      lindura mía, leo esto y lo que escribiste más abajo: qué razón tiene tu psicólogo!

      • BBsebusca 13 de junio de 2013 a 15:24 #

        Nunca fui mas feliz teniendo tanto miedo…es loco no?

  10. Mamá Robinson 12 de junio de 2013 a 14:53 #

    No puedo añadir nada más! Impresionante. Gracias, gracias y mil gracias por este post.

  11. madreinargentina 12 de junio de 2013 a 15:28 #

    Dan ganas de agarrarlos fuerte de la mano y no soltarlos nunca!

  12. pablo 12 de junio de 2013 a 16:11 #

    Es desgarradoramente cierto que cuando uno tiene un hijo quiere un mundo hasta libre de chichones y sin embargo sabe que vivirá aterrorizado por cualquier cosa que pueda sucederle, que la unica manera de seguir adelante es exponerse, tomar riesgos y seguier queriendo cambiar el mundo

    • BBsebusca 12 de junio de 2013 a 17:26 #

      …Cuando recientemente embarazada le dije a mi psicologo “Tengo miedo” me dijo….”Bienvenida y acostumbrate, a partir del momento que te sabes madre, el miedo no se va nunca mas, aprendes a vivir con el”

    • estaquetepario 13 de junio de 2013 a 12:32 #

      qué lindo que escriba un papá, que a una de bruta y de subjetiva le sale sólo hablar de la maternidad, pero las emociones y los miedos transcienden el género. beso grande pablo y sí, vamos todos a seguir cambiando el mundo!

  13. Edith Sztychmasjter 12 de junio de 2013 a 21:38 #

    Gracias por este post, un abrazo (virtual y con el corazón) pues soy madre y tengo hija y a la vez la bendición de ser hija y tener mi madre.

  14. LadyB 13 de junio de 2013 a 1:45 #

    Gracias por escribir este post y poner en palabras lo que siento…

    • estaquetepario 13 de junio de 2013 a 12:33 #

      no me des las gracias, con que nos abracemos por acá ya es bastante 🙂

  15. Memi 13 de junio de 2013 a 21:04 #

    La empatía, eso es… increíble pero real, aunque sea imposible pensarlo, querer pensarlo o mínimamente imaginar cómo hacen esas madres… empatía… así se siente…

  16. Nati 13 de junio de 2013 a 22:33 #

    Es increible como pones tantos sentimientos en palabras. Yo tampoco entiendo como hacen esas mujeres, todavia no tengo hijos (pero me muero de ganas) y cuando pasan estas cosas horribles, se me van un poco. Es increible la fortaleza de esas madres, las aplaudo y las acompaño con el corazon.

  17. Belén 27 de junio de 2013 a 18:46 #

    De solo pensarlo taMbien me duele hasta el alma, mis lamentos cada madre … Rezo por ellas, por nuestros hijos y por sobre todo por in país mas justo y con seguridad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: