Los días que vendrán

23 Abr

No paro de abrir ventanas. Casi obsesivamente. El sol que entra por todos los rincones, ese pedazo de árbol que veo desde mi cuarto, la plaza del pueblo que miro ahora mientras escribo, el patio que ya está lleno de hojas amarillas, hojas que crujen y que hacen un colchoncito donde ya nos sentamos a jugar con el niño y mi ristra de elefantes acá en el living, me reconcilian con estas tierras pampeanas. Digo buenos días. 

Dejamos Buenos Aires el domingo después de las 12. Veníamos cargados como para llenar dos autos, pero nos metimos en uno. Fueron 700 largos kilómetros. No por la nostalgia de lo dejado, no. Salimos de casa y quedó el último llanto ahí, en la vereda, cuando se acercó la panadera del barrio a desearnos éxitos. Éxito es la peor palabra de despedida, pero la leí como un losvoyaextrañar, porque al fin y al cabo la sensibilidad hace lo que quiere. Fueron largos porque estábamos cansados. Veníamos de un finde en que nos la pasamos llenando bolsas de consorcio, decidiendo qué traíamos con nosotros y qué no. Seleccionando ropa, tirando ropa, guardando ropa. Encontrando un mundo de cosas en cajones que nunca abríamos. Y en el hartazgo una termina metiendo esto aquí, lo otro en aquel hueco o en esa bolsa o en aquella cajita. El plan de una mudanza organizada es por naturaleza una mentira piadosa.

A las 8 de la noche pusimos un pie en la nueva casita. Yo llegué descompuesta, el nene desesperado por salir de la sillita del auto, la perra desnucada de cansancio y algúndíamarido con esas pilas que tiene que a veces una quiere darle un mazazo por la cabeza para que recupere alguna noción de hombre común. Pretendíamos bajar solo lo indispensable, pero no habíamos marcado las putas bolsas negras. Ni les digo cuando me percaté que no había dejado a mano ninguna toallita femenina. Sí, yo andaba en esos días. El caos llegó en milésimas de segundos. Y nos devoró el hambre, el sueño, las ganas de darte un baño como quien desea tomarse un avión para irse de vacaciones.

Así que sin romanticismos, el lunes lo empecé vomitando. No paré. Vomité a la madrugada, a la mañana, a la siesta con el chinito que tengo acá y que amagaba a tironearme los pelos y a meter la mano adentro del inodoro. Hasta estrené el patio. Imaginen que el primer lugar que conocí fue la farmacia. Lloverán teorías de que psicomaticé todo. Me importa un cuerno. Sentirse así, como trapo de piso, hace que la vida no valga un rabo. Pero tenés un crío que te recuerda que quiere comer, que se cagó, que está aburrido, que se tiró todo el tarro de agua de la perra encima, entonces comprobás que el mundo no se detiene si te sentís mal.

Por eso ayer no cuenta. Hoy, como dice la canción, es el comienzo de los días que vendrán. Y mis ventanas abiertas prometen: serán felices.

Anuncios

30 comentarios to “Los días que vendrán”

  1. Mona Lisa 23 de abril de 2013 a 10:43 #

    Genia!! que sean muy felices… Y como te dije antes sufrí y disfrutá todo que eso es vivir!

  2. mimamamelima 23 de abril de 2013 a 11:14 #

    Angie lo mejor para ustedes!!!!!! 🙂

  3. Celi 23 de abril de 2013 a 11:36 #

    Muy alegórico! A veces pienso que hay algo de ficción en tus relatos. Seguro que sí, aunque que más quisieras vos que esos vómitos hayan existido sólo para nosotras, tus lectoras!

  4. Carla 23 de abril de 2013 a 11:39 #

    Que emoción volver a leerte. Ayer me estaba preguntando como habran sido las primeras horas. Veo que fueron de aclimatación 🙂 Abri las ventanas que aire más puro no vas a encontrar!!! y a ser feliz carajo!!

    • estaquetepario 24 de abril de 2013 a 16:37 #

      gracias por la compañía. te siento siempre ahí, cerquita, con tu buena vibra!

  5. madreinargentina 23 de abril de 2013 a 11:56 #

    ¡Feliz comienzo!

  6. Simonera 23 de abril de 2013 a 12:25 #

    Excelente como siempre!! Suerte en el nuevo hogar!

  7. Cecilia 23 de abril de 2013 a 13:15 #

    Seguro que sí!
    Comparto y me alegra ese atisbo de felicidad!
    😀
    Toda la suerte linda!

    • estaquetepario 24 de abril de 2013 a 16:38 #

      ojalá dure. porque una es medio ciclotímica, pero es lo que hay!

  8. Rookie Mom 23 de abril de 2013 a 17:15 #

    Y se reportó, nomás.
    Me hiciste pensar en este poema de Neruda: “Oda al día feliz”. Te lo regalo: http://www.neruda.uchile.cl/obra/obraodaselementales3.html
    Sólo que en este caso, no es que nada ha pasado. Todo ha pasado, y las cosas comienzan a acomodarse.
    Shine!

    • estaquetepario 24 de abril de 2013 a 16:40 #

      lo leí, lo releí. y quizá es como dice: nada ha pasado. detrás de eso está la vida que lo es todo, no?

      • Rookie Mom 24 de abril de 2013 a 17:13 #

        ¡Ay, nena! No sé por qué pero tu forma de verlo me caló más hondo.

  9. maru 23 de abril de 2013 a 18:13 #

    te quiero tanto!!!!

  10. mariel 23 de abril de 2013 a 20:12 #

    me pasé el finde pensando en vos, en cómo estaría siendo la mudanza. a disfrutar todo lo que se pueda ahora!

    • estaquetepario 24 de abril de 2013 a 16:41 #

      me hacés sentir tan querida con ese mensaje. te abrazo fuerte.

  11. sradiaz 24 de abril de 2013 a 7:42 #

    Mis mejores deseos para ésta nueva etapa de la vida.

    • estaquetepario 24 de abril de 2013 a 16:43 #

      tengo una negación a decirte sra de díaz, perdón! decime tu nombre, plis.

      • sradiaz 26 de abril de 2013 a 8:16 #

        ¿Una negación? Éso no suena nada bien.
        Mi nombre es secreto, no puedo decirlo o me reconocerían en mi vida real, ya que es muy poco usual.

  12. Gemma/El Sur (@Gemma_311) 24 de abril de 2013 a 9:42 #

    Estaba deseando leerte.
    Date tiempo, mucho tiempo.
    Besos y cuidaos mucho.

    • estaquetepario 24 de abril de 2013 a 16:44 #

      ay, vení y nos tomamos unos mates. qué lindo sería, no? más besos.

  13. La New 24 de abril de 2013 a 17:50 #

    Que sea una nueva aventura llena de ventanas abiertas, nuevos aromas, sonidos de hojas y bendiciones!!

  14. Vanina Leone 27 de abril de 2013 a 11:47 #

    En fin, al final no fue tan malo ! Pudo haber sido peor si Vicente lloraba todo el camino por ej. ! ” mirarle los dientes al perro” como dice China Zorrilla ! ❤

    • estaquetepario 27 de abril de 2013 a 17:12 #

      no sólo que lloró, sino que en un momento paramos en una estación de servicio, pasé al baño a cambiarle el pañal y se puso a gritar como si lo estuviese cagando a palos. al salir los empleados me miraban y tuve que explicar: no maté a nadie, eh? sólo un nene meado. se reían. beso enorme amiga y a la bombona.

  15. BBsebusca 29 de abril de 2013 a 9:46 #

    como me gustaria poder abrazarte y ayudarte!
    de todas formas te abrazo y lloro con vos, a mi todo me parece una tragedia griega embarazada asi que si queres lloro tambien con vos….le meto una congoja que vas a pensar que la pampeana soy yo ahora!!! te quiero linda!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: