Polvo de ladrillo

17 Abr

En 4 días nos mudamos. La casita pampeana que nos espera está amueblada, así que no vamos a llevar más que ropa y juguetes. Lo poco que estoy empacando me abre zanjas en el alma. Y cada vez que levanto la vista descubro que acá están todas mis cosas, esas cosas que le dan calorcito hogareño a este departamento y que hacen que cuando una hable del lugar donde vive diga casa.

. La ristra de elefantes que cuelga en la ventana.

. Esa pared que miro mientras escribo, pintada de amarillo.

. El sillón gris donde se te pasan todos los males.

. La radio belty de los años 50 que algúndíamarido encontró tirada pero la hizo andar y es nuestro enorme tesoro.

. El mandala que pintó mi cuñada. Agua, aire, tierra, sol.

. Las cortinas celestes y azules con botones rojos en el cuarto del niño.

. El Principito recién pintado.

. La cuna funcional que jamás llegó a usar, que ahora se transformó en cama de una plaza.

. El diente de león en un pared del linving.

. Las revistas ELLE de Hong Kong.

. Mafalda conversando con Susanita en el centro de la heladera.

. Las novelas y los libros de no ficción en la biblioteca.

. Esa mancha de humedad en una esquinita del techo de la cocina.

. El millón de marcas que dejó mi madre en el piso de parquet recién plastificado, cuando vino a conocer al nieto y no se bajó de sus tacos altos.

. La tabla de panchar que nos dió la abuela como regalo de no-casamiento.

. Esta puerta que sólo tiene picaporte de adentro y que me obliga a sacar la basura con las llaves en el bolsillo.

. El cajón del mesón al que llamo farmacia.

. Las dos plantitas que siempre olvido regar.

Sé que mi amiga @BertaIrene tiene razón cuando me dice: “el hogar se lleva dentro de una y lo llevarás donde vayas”.  El hogar es la mesa en la que volveremos a almorzar en familia. Es el patio donde mi niño va a perseguir sin piedad a la perra. Es apagar la luz cuando nos vamos todos a dormir. Es mirar dibujitos y maldecir a Los imaginadores. Es el estofado que se hace para compartir. El hogar es ese olorcito inconfundible que tiene una casa cuando está habitada por las personas que amamos, sí. Pero las cosas, que son eso: cosas, también importan. No porque una sea una materialista del carajo, aunque lo sea, sino porque nos traen recuerdos, nos inspiran, nos hablan de otros lugares por donde anduvimos hasta llegar ahí, y guardan siempre una historia.

Me gusta esa frase de Bertolt Brecht que dice: “me parezco al que llevaba el ladrillo consigo para mostrar al mundo cómo era su casa”. Con mi nostalgia a cuestas y todas las esperanzas de que los días que vendrán serán maravillosos, este post es polvo de ladrillo para arrastrar en la suela de las chatitas y regar en la nueva casa hasta que se llene de otras cosas para no olvidar.

Anuncios

33 comentarios to “Polvo de ladrillo”

  1. MonaLisa 17 de abril de 2013 a 13:37 #

    Impecable, necesario y contagioso. Como volver a ser madre: saber q se dejan cosas pero q vienen otras muy buenas q una elige. Te quiero con un amor 2.0 si es q eso existe. Acá seguiremos!

  2. Malanga 17 de abril de 2013 a 13:52 #

    Somos muchas las que te acompañamos en tu mudanza de casa y de vida. No estás sola, querida. Todo lo mejor para ti y a celebrar el estreno de casita pampeana con brindis y asadito! 🙂 Un beso.

    • estaquetepario 19 de abril de 2013 a 10:19 #

      ah un asadito! venite con la flia a las pampas y la arrastramos a maría y sus pibitos!

      • Malanga 20 de abril de 2013 a 6:34 #

        Puede q en septiembre haga una escapadita! 🙂 Crucemos los dedos

      • estaquetepario 20 de abril de 2013 a 18:14 #

        cruzo dedos de manos y pies como empanaditas!

  3. BBsebusca 17 de abril de 2013 a 14:50 #

    Hermosa, me duele leerte. Cuando me mude de la casa en la que viví 17 años, donde atravesé mi adolescencia, sentía que se me terminaba la vida porque perdía mis espacios, un día fui a mi terapia y le dije contenta a mi psicólogo que en mi nueva casa había diseñado mentalmente cual sería mi lugar para cuando me mudara y el me dijo….”El espacio lo arma uno, el hogar lo llevas adonde vayas” y así fue….después de eso, encare de otra forma y me mude a mi nueva casa y a los 8 meses con #ElTipo….seguí cargando nostalgias y extrañe los espacios y los lugares que con dolor y esfuerzo me había hecho para mí, pero volví a construirme como hogar en mi casa, que también es un departamento y mi lugar ahí, lo que puse con amor y esfuerzo en casa lugar fue todo nuevo, nada de lo anterior me lo lleve conmigo….y acá estoy, a las 14.44 en la oficina, maldiciendo por tener 2 cumpleaños hoy y volver tarde a mí ….hogar.
    Desempolvate, llorate y andate a construir…váyanse a construir.
    Se puede, con dolor, pero se puede.
    Acá estamos linda mía! y como dijo el Indio Solari de mi corazón, “Si no hay amor que no haya nada alma mía! No vas a regatear”
    Te abrazo

  4. Mamma o mama 17 de abril de 2013 a 15:12 #

    Creo que sabes cuanto te entiendo. Antes de cruzar este charco tuve que meter mi vida en dos valijas. Eso era todo. Y elegí llevar cosas que en den ese olorcito a casa. Como el cucharón de madera que me lleve de mi casa cuadi me fui a vivir sola a los 23, el Aguayo que arrastré por el norte argentino, cubre camas, cuadritos… En fin pequeñas cosas que hacían que mi casa sea mía… Deje de lado mucho… Costo! Pero valió la pena… Ya vas a coleccionar recuerdo hermosos ligados a tu nuevo hogar… Lo más importante va con vos! 🙂

    • estaquetepario 19 de abril de 2013 a 10:21 #

      mamma, vos me podés dar cátedra de esto! sé que va a valer la pena. y creo que la ristra de elefantes se irá conmigo.

  5. mariel 17 de abril de 2013 a 15:27 #

    me hiciste acordar a “de amor y de sombra”, de isabel allende. al final de la historia, cuando la protagonista debe irse al exilio, su nana le regala un paquetito con tierra de su jardín, para que eche raíces allí donde a su alma le toque detenerse. leí la novela con 13 años y aún me hace llorar esa escena.
    no te lleves sólo ropa y juguetes. elegí algo, un objeto, una foto, lo que quieras, que te ayude a hacer el puente. es obvio que vas a construir otro hogar y lo van a llenar de recuerdos felices. pero nada te impide llevarte un pedacito del que tienen ahora, y usarlo de intermediario de la nostalgia que seguro te va a rondar los primeros tiempos.
    te abrazo a la distancia

    • estaquetepario 19 de abril de 2013 a 10:22 #

      mariel, esa escena me transportó a otros mundos posibles. gracias!

  6. Cintia CGL (@cincgl) 17 de abril de 2013 a 16:10 #

    Me encantó la imagen del polvo de ladrillo en las chatitas, me hizo recordar el final de este video: http://www.youtube.com/watch?v=b3sSuJ6rkb4 Que llenen de colores su nuevo hogar!!!

  7. Cecilia 17 de abril de 2013 a 16:12 #

    Duele, sí, y va a doler… es lógico.
    Es verdad que no estás sola. Yo desde acá te acompaño aunque sea con algunas palabras y quizá de esa forma la carga “compartida” pese un poco menos.
    Pero no dejes de mirar todo esto como una gran gran aventura.
    Un beso 😉

  8. Magali 17 de abril de 2013 a 17:08 #

    Eso! estamos todas con vos y lo mejor es que nosotras no ocupamos lugar! 😉
    Te rebanco en eso de los olores y las cosas que te llevan a esas historias vividas. Por eso es que nunca puedo tirar nada… todo me recuerda a cosas y sentir que las tengo me da la seguridad de no olvidarlas. Es muy loco. Será por eso que dicen los psicologos que cuando recordás algo lo volvés a vivir… ánimo, fuerzas y muchas ganas de dejar sorprenderte por lo que vendrá… seguro es para mejor! abrazote

  9. maffi22 17 de abril de 2013 a 17:53 #

    Es cierto que el hogar esta donde esta el amor, pero tiene razón Mariel, llevate algo que cuando mires no sientas tan extraño todo, hasta que en la casita nueva tengas tus propios rincones. Ahora si, eh! nada de andar quejandote de ruidos y olores porteños en un tiempito!! 🙂 te abrazo en el alma.

    • estaquetepario 19 de abril de 2013 a 10:25 #

      me convencieron: los elefantes se van a la pampa! otro apretón.

  10. Mara 17 de abril de 2013 a 18:29 #

    siempre habrá una plantita nueva para no regar, o una machita de pared en la humedad. pero como dice Anthony Brandt “Muchas cosas cambian en la vida, pero uno comienza y acaba en la familia”. a colgar cortinas nuevas se ha dicho!!! lo mejor para vos y tu gente

  11. Celi 17 de abril de 2013 a 21:17 #

    como te entiendo! yo, que me he traído hasta la bandeja con la que mi mamá me traía la leche a la cama. Crucé hemisferios con la lámpara que colgaba de mi pieza! (viajé con la lámpara en la mano ante el estupor del resto de los pasajeros). Es como si algo de los afectos se transportara en esos objetos tan queridos.

    • estaquetepario 19 de abril de 2013 a 10:26 #

      mi amiga, no puedo creer lo de la lámpara! te pienso tanto estos días. a toda la conexión que ya tenemos se suma esto del desarraigo. te quiero.

  12. madreinargentina 18 de abril de 2013 a 8:07 #

    Tu hogar va a ser aquél adonde estén tu hijo, algúndíamarido, la perra, las plantas, el mate, la compu, los libros, y todas aquellas cosas de siempre, más las nuevas, sin importar el lugar donde quede.
    Y puedo afirmar sin temor a equivocarme, que algún día habrá un post de estaquetepario, lamentando dejar aquella casa que hoy te espera.
    Que esta nueva etapa te encuentre sumergida en un mar de alegría, a pesar del miedo, de la incertidumbre, y de las dudas…
    Besos!

  13. Rookie Mom 18 de abril de 2013 a 9:46 #

    “Donde estemos juntos será nuestro hogar”. Te lo regalo: http://www.youtube.com/watch?v=Y8PTZhGGwcA
    Lo más importante de ese polvo de ladrillo es que está cargado de todas tus grandes esperanzas.
    Y por suerte estamos en el siglo XXI, así que las distancias son más cortas. “Lejos” o “cerca” ya no son cuestiones de kilómetros.
    ¡Éxitos, hermosa! Paz y amor. El resto se construye.
    Besote.

    • estaquetepario 19 de abril de 2013 a 10:28 #

      ay esa canción! te quiero lu, ya te lo dije, no? qué bueno llevarte siempre conmigo.

  14. Chivi 18 de abril de 2013 a 9:53 #

    Bueno mirá, te cuento mi experiencia: mi vida está plagada de mudanzas, a otras casas, a otros países, a otras provincias, extrañé y perdí amigos, familiares y cosas materiales.
    No puedo decirte que no es difícil, pero yo soy una persona a la que le gustan los cambios, sino se aburre (algo que me impide ser constante en miles de cosas, como una carrera por ejemplo) y por eso siempre encaré las mudanzas como algo bueno. Como que se viene algo mejor, como un nuevo comenzar, una nueva oportunidad de ser feliz, etc.
    A lo que voy es que ni aún disfrutando las mudanzas, se puede evitar la angustia del desarraigo. Tarde o temprano aparece.
    Y no puedo más que decirte que tenés todo nuestro apoyo, nuestro cariño, nuestras palabras y nuestros oídos y ojos. Y decirte también que tengas la certeza de que todo va a estar bien. Te lo puedo asegurar yo desde acá, tan lejos, y con tantas valijas que cargué abiertas y fueron perdiendo cosas en el camino. Cuesta, pero te juro que vale la pena.
    Te mando un beso gigante, pero gigante en serio, y un abrazo aún más grande.

    • estaquetepario 19 de abril de 2013 a 10:29 #

      mi pequeña oing, voy a hacer de esto una aventura, prometo. pero tengo pánico de aburrirme ALLÁ, ja.

  15. Ana 20 de abril de 2013 a 19:45 #

    Qué hermoso Ángeles.
    Abrazo inmenso, amiga querida.

  16. Bertita 20 de abril de 2013 a 20:21 #

    Gracias por recordarme. Escribí,hace tiempo, un poema q comienza así “amado tiempo de mi tiempo, escondido en el tiempo inexistente del brillo de una estrella”En ese tiempo las casas tenían aromas de cocinas. Quizás sea lo q más extrañes., los olores. Al menos así me pasó a mí, además extrañaba el de la jarilla cdo la moja la lluvia…Pero ahora q han pasado los años, añoro la niebla de Quito, las selvas y el mar de Costa Rica, y la magia de México. Deja q lo nuevo entre, recuerda y llora , pero no tanto porq no te dejará “ver el sol”

  17. Sonia 24 de abril de 2013 a 9:35 #

    ¡Qué bonito! Me ha encantado, entre otras muchas cosas, fenomenalmente escrito.

    Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: