Parecidos

15 Dic

Es inevitable. Las personas ven a nuestros hijos y le buscan parecidos. Así como cuando te tomas un ascensor y el compañero de viaje en la intimidad de ese metro cuadrado, habla del tiempo. A bebé desde el minuto uno lo vieron con algo de la familia del padre, con la boca de mi hermana, el perfil del abuelo paterno, los ojos míos, la tez de algúndíamarido, la luz de la mirada de la abuela. Dijeron que les recordaba a mi cuñado cuando era chico, a los hijos de los primos del padre. Y cuando  algúndíamarido se peló, al ver juntos a padre e hijo: varón-varón, pelado-pelado, el 90% empezó a soltar sin filtro esa cosa tonta de las gotas de agua.

A cada rato me acuerdo de esta publicidad de DIRECTV. La miré una docena de veces.

Al principio yo era como esa madre que dejaba a todos contentos diciendo: “te parece? puede ser…”. Pero pasaditos los ocho meses de esta aventura, aprendí que es así: cada uno ve lo que quiere. Por lo que, si no puedes contra ellos, ¡úneteles! Las semanas pasadas cuando anduve por la casa de mis viejos, busqué mi álbum de foto de niña y encontré pruebas firmes de que el chiquito tiene un aire tremendo a mí. Lo juro. Entonces subí una foto a facebook para que todos vean. Sentí que editaba un video casero al estilo de Los parecidos, de TVR. Defendí mi orgullo materno a costilla del ego del padre.

Pero ayer, al salir de la consulta con la pediatra, el tipo de seguridad de los consultorios despidió al crío con un:

– Chau colo.

Pensé que había escuchado mal -con tres pelos locos que tiene este enano…- pero no. Lo vio colorado, como el padre, y sin conocer al padre! Hijo de tigre, dijo el progenitor, con esa cara ganadora del que le hunde un barquito al otro en la batalla naval.

Redondeando: esto de a quién salió el chango es de los deportes más practicados últimamente. No sé si el resto alguna vez la va a cortar. A mí, la verdad, me importa un comino, pero como de la matrix una no se puede desconectar tan fácilmente  tengo la foto que les conté en mi celular y cuando me hartan con la gota de agua, la muestro. Y sanseacabó.

Anuncios

12 comentarios to “Parecidos”

  1. Magali 17 de diciembre de 2012 a 12:18 #

    Vos sabés que ni bien nació mi nene tooodoos los familiares tenían que decir algo así. Los míos que se parece a mi y los de mi marido a él. Con el pasar del tiempo (hoy ya Joaco tiene 2 años y medio) todos refuerzan la teoría del parecido al padre. Y ahí pensé ¡qué injusta es la naturaleza! Nosotros los bancamos 9 meses más que ellos y ni nos los da parecidos a nosotros! El mío por lo menos tiene un aire a mi… la nariz o la pera de mi familia! Pero he visto a nenas 100% padres! Pobre madre qué frustreeee!! Ah! gracias por seguir mi blog!!! besote

  2. estaquetepario 17 de diciembre de 2012 a 12:55 #

    yo ya me río de que todos quieran encontrarle parecido. no me molesta que sea igualito al padre o con aire mío, sino esa cosa de que hasta la coreana del super opina! beso enorme. nos leemos.

  3. mimamamelima 18 de diciembre de 2012 a 4:41 #

    Hija tiene 8 meses y un día… hace 8 meses y un día que TODOS dicen “es igual a vos”, “es parecido a tu sobrino”, “tiene la mirada del padre”, es verdad, SIEMPRE tienen que hacer el examen sobre el rostro de la pequeña.
    Y otra… “que hermosa que es”. Familia, vecinos, señoras en el super, a lo que yo siempre digo “gracias” y cuando se van “y que es fea nadie me lo va a decir si lo sería” así que no lo tomo tampoco como un cumplido sino como una cortesía. Otra en mi lugar haría alarde y se pondría a contarselo a todo el mundo, a mi me parece importante que me parezca linda a mi y punto. Pero nada que ver esto con tu post.
    En fin, si. siempre quieren encontrar algo.

    • estaquetepario 18 de diciembre de 2012 a 8:53 #

      así que las dos parimos en abril! otra coincidencia. sabés que yo ante era más apática con los niños, pero desde que fui mama me convertí en esa especie de boludas de las que hablas, que ve a una criatura, la saluda y le dice algo lindo. la noción de hermosura se vuelve tan relativa!

  4. Chivi 19 de diciembre de 2012 a 9:20 #

    Me encantó el video! No lo había visto antes.
    Está buenisimo eso de guiarse por la opinión de quien no conoce a quién puede parecerse el niño, es una mirada objetiva!
    Un beso, te sigo, en FB 🙂

  5. estaquetepario 19 de diciembre de 2012 a 9:33 #

    chivi, ya vas a comprobar como todos te hartan con los parecidos! ahí vengo de darme una vuelta por tu blog: hermoso!

  6. Miércoles 19 de diciembre de 2012 a 19:25 #

    Mientras no le encuentren parecido con el lechero…

    • estaquetepario 20 de diciembre de 2012 a 17:50 #

      ay, este comentario me suena machista. pero muy bienvenido si es que hay un hombre leyendo estos delirios 🙂

  7. madredeuno 19 de diciembre de 2012 a 21:45 #

    Comparto. A mi la paciencia, que nunca tuve mucha, apenas me está dando para la sonrisa amable, y a veces “te parece?” Antes trataba de explicar, insistía…que gasto energetico no redituable!

    • estaquetepario 20 de diciembre de 2012 a 17:50 #

      y para gasto energético ya tenemos bastante con los críos, no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: