Beauty puérperas

28 Nov

Me muero muerta.  Estos días dos mamás blogueras me contaron detalles preciosísimos -en el sentido más literal- que confirman que la coquetería no se pierde jamás. Amo ser mamá dice que no sólo cayó a parir con el pelo planchado sino que se llevó la planchita! Rookie mom me cuenta que al mes 7 había preparado junto con el bolsito del bb su kit de perfumería y hasta tenía una amiga cómplice que le llevaría esmalte si el anestesista cumplía la amenaza de despintarle las uñas de manos y pies.

Mi versión es bastante diferente. De lo único que me aseguré fue de llevar para mí bombachas descartables. Sí, el mejor consejo que me dio una gran pero gran amiga. Porque después del parto es mucha la hemorragia y el caos amerita restar preocupaciones. Entonces: usas y tirás. A otra cosas mariposa. Ni siquiera cargué el desodorante porque en el curso pre-parto dijeron que el niño para prenderse a la teta debía reconocer el olor de mamá. Boluda total, ya sé. Pero mostré mi lado más cuidado cuando me negué a comprar un camisón para futura mamá, de esos que se desprenden y hacen más fácil amamantar. Usé uno divino con florcitas celestes, tan hippie chic como inútil. Verán que el único instinto a favor de la belleza me salió por la culata.

Ni les digo lo que quedaba de mí después de pujar y pujar y seguir pujando. Tenía cara de haber corrido la maratón femenina de los 40 km de los JJOO.  Algunas de las atletas llegaban a la meta y caían redonditas, reventadas. Yo me sentía más o menos así. Y acompañaba con un look de despeinada que le ganaba por lejos a esa maraña con la que te despertás luego de acostarte con el pelo mojado.  Las ojeras no eran ojeras, eran las manchas de un oso panda, como dijo otra mamá twittera. Y mi teta ya no me pertenecía, pasó a ser un bien común.

Prohibí terminantemente que me saquen fotos. Hay dos o tres que tomó mi hermana cuando me descuidé y confirman mi teoría. Juré que le quitaría hasta el saludo si alguien se atrevía a inmortalizarme con el flash y etiquetarme en Facebook en ese estado.  Atentado a la dignidad. Debería estar penado escrachar así a una madre.

En fin, todo porque recién llegué a The Subway Beauty Salon. Una galería fotográfica de mujeres que se maquillan en el subte. Y pensé que seguro esas tipas son de la misma especie que las que llegan al hospital con los tobillos hinchados, la nariz que estalla, la panza que requetepica de lo que tira la piel, pero no se olvidan de seguir estando divinas. Aunque yo insisto en que el 99% de las parturientas no tienen nada pero nada de beauty puérperas.

Anuncios

21 comentarios to “Beauty puérperas”

  1. Manuela 28 de noviembre de 2012 a 17:25 #

    jajaj, yo tampoco llevé desodorante, grave error! pero en lo último q pensé ese día ( y en los posteriores) fue en mi aspecto, eso vino un poco después

    • estaquetepario 28 de noviembre de 2012 a 17:52 #

      tal cual. bastante después diría yo. gracias por leer y comentar manuela!

  2. angulita 28 de noviembre de 2012 a 17:56 #

    Yo también me fui con el pelo planchado! Pero en mi defensa puedo decir que tenía programado el goteo a las 8 am y la noche anterior no pude dormir de los nervios, así que invertí el tiempo en ponerme hecha un diosor. Además porque me iban a filmar 😉

  3. pibitoiscoming 28 de noviembre de 2012 a 18:53 #

    Ay, no puedo hablar por la experiencia pero sí puedo decir que nunca me caractericé por mi coquetería. De hecho tuve compañeras de laburo que me pedían por favor que me pinte un poco, ja! 100% segura que cuando llegue el momento me voy a ubicar en el grupo “me importa tres carajos mi aspecto”!

    • estaquetepario 28 de noviembre de 2012 a 18:59 #

      yo cuando estaba muy contenta, como mucho, me delineaba los ojos 🙂 somos del mismo bando.

  4. madreinargentina 29 de noviembre de 2012 a 10:54 #

    Lo último en lo que pensé fue en ponerme linda! El corazón me desbordaba de ansiedad y no podía pensar en otra cosa.
    Cuando miro las fotos de esos días, era tal mi felicidad, que me veo hermosa!!!

    • estaquetepario 4 de diciembre de 2012 a 10:17 #

      bien por vos! mi felicidad también era enorme pero no se reflejaba en mi pinta.

  5. Celi 30 de noviembre de 2012 a 14:11 #

    yo me pinté las uñas cerca de la fecha probable…hasta ahí llegué! después, en el apuro por ir al hospital caí con un buzo de abajo de polar (totalmente de entre casa), una media negra y otra blanca (que me dejé puestas durante el parto) y una cola de caballo atada con una vincha de tela…creo que estaba bastante fulera!

    • estaquetepario 4 de diciembre de 2012 a 10:20 #

      el detalle de las medias es delicioso. y eso que vos te tomaste tu tiempo para ir al hospital, eh? pero sí, tener la panza llena era más urgente.

  6. Paula 30 de noviembre de 2012 a 17:16 #

    Ni mucho ni poco. Fui como ando en la calle todos los días a la clínica. Antes de tener al bebé me até el pelo para no despeinarme y salí igual a como entré, más un tremendo olor a chivo. Pero todo se pudo solucionar con un simple baño, jajaja.

    • estaquetepario 4 de diciembre de 2012 a 10:20 #

      si algo aprendemos las puérperas es que todo tiene solución! ya lo creo. abrazo.

  7. mimamamelima 1 de diciembre de 2012 a 14:20 #

    Yo también me pinte las uñas cercana a la fecha, a último momento, en plena contracciones me depile las piernas pero por las dudas.
    Yo también pase por la filmación, igual comenzaron a filmar desde que S. salió porque antes me muero!!!! De hecho MI cara en ese momento, era como un “hola hija” pero en realidad no entendía nada, muerta total, toda despeinada, hecha bolsa, pero con las uñas pintadas de rojo (inclusive la de los pies) 😉

    • estaquetepario 4 de diciembre de 2012 a 10:15 #

      hay post ya de esa escena? no me lo quiero perder! es genial. beso grande.

  8. sradiaz 5 de diciembre de 2012 a 11:15 #

    Vine buscando el miércoles mudo, pero ya me encantó tu blog, así que te sigo desde ya.

    • estaquetepario 5 de diciembre de 2012 a 12:03 #

      sí, me demoré con el#MM, ahí subí la foto, pero me alegro mucho que te quedes por aquí.

  9. Chivi 19 de diciembre de 2012 a 10:00 #

    Mi mayor miedo! Con lo que me gustan las fotos, inmortalizar estos momentos, que me agarren desprevenida sería de lo peorcito que me podrían hacer.
    Luego de leer este post, pienso ir con el pelo planchado, aunque de tanto pujar seguro que con la transpiración se me empieza a poner espantoso, como esos días de humedad en los que nada alcanza para verse bonita, pero bueno, el intento lo haré!
    -nota mental – no comprar camisón hippie chic

  10. Magali LaMaga Taurian 14 de mayo de 2014 a 14:32 #

    Ay!! Yo igual que vos Estaqueteparió!! Y re envidio a mis amigas diosas que se sacaron fotos y lucían como si nada!!! jasdesumadre!!!!!!!!!
    Además del pelo y las ojeras, tengo una cara de asustada en las fotos de cuando nació mi bebé, cara que ahora que tengo la olvidocina a tope, no puedo entender!!!!

    BESOS amo tu blog y odio que se haya terminado!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: