Estafa

26 Sep

Yo, que recibí el invierno de mala gana.

Yo, que ante el primer estornudo del niño recién nacido sentí pánico y llamé al médico a domicilio.

Yo, que googleé todo acerca de la bronquiolitis.

Yo, que así como le abrí la puerta a la vecina se la cerré en la cara cuando le vi la nariz roja y sospeché que estaba empestada.

Yo, que antes de decir hola decía: andá a lavarte las manos.

Yo, que le prohibí a mis amigas las visitas si estaban resfriadas.

Yo, que abusé del alcohol en gel hasta que algúndíamarido me tomó de las manos y lo que iba a ser una caricia se convirtió en un enfrentamiento. Descubrió que tenía la piel tremendamente lastimada de lo reseca.

Yo, que cancelé salidas, rechacé invitaciones y pospuse encuentros en nombre de la salud de la criatura.

Yo, que soporté dignamente a una manga de opinólogos públicos que me llamaron sobreprotectora.

Yo, que intenté hacerle caso a las sentencias que algúndíamarido lanzaba desde la puerta, antes de salir a trabajar: abrigá bien a ese chico y vayan a dar una vuelta que les va a hacer bien.

Yo, que entonces tomaba coraje y lo emponchaba al niño para llevarlo a tomar un poco de sol pero cuando llegaba a la puerta del edificio y el frío se me metía en las narices giraba sobre mí misma y volvía a meter el cochecito en el ascensor, de regreso a casa.

Yo, que me convertí en una perfecta idiota mirando a toda hora el pronóstico del tiempo.

Yo, que vivía ese invento de la “ola polar” con la fuerza incomprensible que un día tuvo el “riesgo país” o ahora se respira el “dólar paralelo”.

Yo, que sentía que algúndíamarído me rompía el corazón cuando me trataba de exagerada.

Yo, que sabía que exageraba.

Yo, que me puse verde sherk la vez que salí con el niño y una vieja en la calle se estiró a besuquearlo como si fuera un bebote.

Yo, que esquivaba a los hijos de mis amigas porque no soporta la idea de que se le acerquen a mi changuito con sus narices chorreando mocos.

Yo, que esperé el fin del invierno como si fuese alta médica… con la primavera me sentí estafada.

Porque el 20 de septiembre a las 23.50 yo estaba con el niño encerrada en el baño tragando vapor para aliviar la congestión del cambio de clima. Y empecé el 21 haciéndolo chillar de tanto insistir con la perita saca-moco. Y crucé los dedos de una mano para que porfavornolleguenlosvirusahora; y con la otra azoté una zapatilla contra la pared para matar un mosquito de la media docena que andaban rondando. Y cuando me vi en el espejo me acordé de la piba que otrora se preparaba para ir al baile del día del estudiante, y se ponía vestidos sin espalda o pantalones floreados o minifaldas y tacos alt… pero ahora era una mujer despeinada, transpirada de tanto vapor, con solo una zapatilla puesta y un niño en la falda que lloraba con ganas. Al menos, especulé, con esa pinta de desquiciada  ni los ácaros se atreverían a hacerme frente.

Anuncios

15 comentarios to “Estafa”

  1. Celi 26 de septiembre de 2012 a 11:37 #

    GENIAL!

    • estaquetepario 27 de septiembre de 2012 a 12:42 #

      al final descubro las ventajas del invierno, y vos tenés fresquete de sobra.

  2. maru poccia 26 de septiembre de 2012 a 12:33 #

    jajajajja…maravillosa como siempreeeeeeeeee!!!!!!!!!!!!!! jajajja…te veo en ese espejo y muero de risa…

    • estaquetepario 27 de septiembre de 2012 a 12:44 #

      vos me ves en ese espejo y me has visto desquiciada también en directo!

  3. maria fernanda 26 de septiembre de 2012 a 15:46 #

    GENIA GENIA!!!!QUIEN QUE NO HA TENIDO UN NIÑO NO PASO POR ESTO??,,SOBRE TODO,,ERA UNA “`PIBA QUE SE VESTIA PARA IR AL BAILE Y AHORA CON EL NIÑO QUE LLORA”..NOOOOOO SOLO LAS MUJERES-MAMÁS ENTENDEMOS ESTAS COSAS!!!ADMIRO Y YA AMO ESTAS NOTAS QUE LAS DEBORO EN UN
    ,SANTIAMEN!!!

  4. melina 26 de septiembre de 2012 a 18:45 #

    ME ENCANTA!! GENIAL COMO SIEMPRE

  5. madreinargentina 26 de septiembre de 2012 a 20:09 #

    ¡Me sumo! A quién va dirigida la carta documento?????

  6. cutipaste 27 de septiembre de 2012 a 8:47 #

    Todo es una estafa. La primavera, el verano, el otoño, el invierno, el calor, el frío, el polo sur, el ecuador y la concha del pato; todo. Siempre hay algo. Al final terminás adoptando una actitud zen. Que te dura cinco minutos, después querés mandar a la mierda todo again.
    Ahora eso que dice la Lic.María Fernanda, eso de que “sólo las mujeres-mamás entendemos estas cosas”. What!? La cantidad de veces que terminé chorreando por ir “a Londres”.

    • estaquetepario 27 de septiembre de 2012 a 12:55 #

      temo los again que vendrán.
      celebro los padres presentes en cada estafa.

  7. Mara 27 de septiembre de 2012 a 12:33 #

    Excelenteee! sobre todo el último párrafo, muy representativo de la madre primeriza!

  8. cintiacgl 26 de abril de 2014 a 23:25 #

    ¡Otro! Por fin le pusiste un archivo cronólogico al blog, che, mirá todo lo que estoy descubriendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: